No se trata de un apagón general, sino de la salida de una gran cantidad de generación que, a su vez, ha provocado interrupciones indeseadas”, fue la explicación que ofreció Esteban Delgado, director de comunicación de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), la noche de este viernes tras la falla eléctrica que se registró en partes del país.

Delgado explicó que al momento de producirse el evento, salieron del sistema las unidades Catalina II y Tabo I y II, Edelmar, Metaldom y Los Mina VII. En conjunto, estaban generando en ese momento alrededor de 630 megavatios.

A pesar de que no identificó la causa, dijo que fue esta la situación que provocó interrupciones en varias zonas metropolitanas del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, así como en la región del Cibao, que se afectó en alrededor de un 70 por ciento.

Según explicó, es posible que en parte la falla fuera provocada por las lluvias que han caído en algunas zonas del país.

El evento sucedió a las 8:38 de la noche. Fue un fallo en las redes de transmisión del sistema eléctrico nacional interconectado, que disparó varias líneas y provocó la salida automática de varias empresas generadoras.

Al finalizar sus declaraciones, dijo que apelan al entendimiento de la población, dado que la CDEEE, las empresas distribuidoras de electricidad y los generadores privados han hecho un esfuerzo para mantener un suministro constante de electricidad en toda la geografía nacional en medio de la crisis sanitaria por coronavirus COVID-19.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.