SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El laboratorio alemán TIB Molbiol produce las pruebas de diagnóstico PCR y su fundador, Olfert Landt, reveló que estas tienen un precio por unidad de siete dólares (unos 350 pesos dominicanos) por lo que venderlas a cien dólares (5 mil pesos) “es inmoral», remarcó.

«Es inmoral vender una prueba de COVID-19 en 100 dólares. Están explotando la escasez y el miedo de la gente», declaró el fundador de TIB Molbiol a Deutsche Welle (DW).

«Nuestra prueba no es costosa: con todo el material necesario asciende a unos 6 euros; incluyendo el costo de laboratorio no debiera costar más de 10 euros. Que la prueba se venda en algún lugar en 100 euros, significa que alguien se está embolsando los 90 euros restantes», afirmó Landt como se lee en la página de DW

En algunos países, entre los que DW cita a México, el precio de esta prueba “oscila entre los 100 y 300 dólares”, por lo que urge “un consenso entre laboratorios, proveedores y autoridades sanitarias para establecer un tope al precio”, exhortó.

A Olfert Landt no le motiva el tener ganancias económicas, sino el resolver desafíos epidemiológicos.
«Es inmoral vender una prueba de COVID-19 en 100 dólares. Están explotando la escasez y el miedo de la gente», declaró el fundador de TIB Molbiol.

Dijo no entender que un país como México, con más de 120 millones de habitantes, no se haya pertrechado a tiempo de suficientes pruebas y rechazó que se argumente que ello obedece al costo.

«El gobierno mexicano podría haber solicitado a través del gobierno alemán una cotización. Es una situación de emergencia, se podría sondear una solución», remarcó.

A diferencia de México, países como Chile y autoridades como las de las Islas Canarias pusieron a sus funcionarios diplomáticos al frente de la búsqueda de pruebas bajo acuerdos gobierno a gobierno, según revela en el mismo texto de DW el biólogo molecular argentino Eduardo Thuroff, responsable para Norteamérica de TIB Molbiol.

«Chile mandó un avión de las fuerzas aéreas chilenas a Fráncfort, adonde fueron enviados desde Berlín 4 mil kits que serían 400 mil detecciones, más o menos. Se hizo lo mismo con las Islas Canarias. Tuvieron un brote en Fuerte Ventura y un avión recogió los kits de Berlín. Muchos diplomáticos de embajadas van a retirar los kits en aviones consulares para sus países», destacó.

Gastón Fumero, responsable de TIB Molbiol en Colombia, reveló a su vez que desde ahí se vende productos para los países de la zona, entre ellos República Dominicana, y no sólo pruebas de COVID-19.

«Tenemos una amplia cartera con unos 250 productos. De ese catálogo hay ciertos países que nunca habían ordenado nada. Ahora tenemos pedidos de pequeños países de Centroamérica y el Caribe, como Bahamas, Belice, Trinidad Tobago, Barbados y Santo Domingo. Con el COVID-19 se ha producido una globalización inédita en nuestros pedidos», destacó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.