Don Camacho: Usted como presidente de la cámara de diputados y vencedor del monstruo llamado CORAVIRUS, en un momento en que el mundo está de rodillas ante tal fenómeno, mis felicitaciones para usted.

Don Camacho: El momento del triunfo suele ser el momento de mayor peligro. Usted necesita combatir la emoción del triunfo, la arrogancia y el exceso de confianza. Controle el éxito y no permita que se le suba a la cabeza, sepa detenerse y tener paciencia para continuar.

Don Camacho: Le sugerimos que le ponga límites a la ambición desmedida que proyecta, quizás hasta sin querer hacerlo, es que muchas veces cuando se posee una bonanza financiera como la suya pueda que se la haga difícil sentir algo que se le llaman EMPATÍA.

Don Camacho: Aún que usted no lo crea los “MOMENTUM” no son eternos, las oportunidades no son eternas, el ser humano debe aprender cuando parar. Hay momentos en el que todo nos va bien y tendemos a creernos invencibles, creemos que nada ni nadie nos puede detener.

Don Camacho: Por último yo sé que usted conoce los finales de personajes grandiosos de la historia como: CIRO, Alejandro Magno, Hittler y otros que en su momento se creyeron los más grandes e invencibles.

Un saludo;

Senzey Juan Samuel Batista

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.