Santo Domingo, República Dominicana

Fuente:(EFE)

Todos los aeropuertos dominicanos realizaran pruebas rápidas para detectar la COVID-19 a todos los pasajeros que llegan a las terminales aéreas del país.

Esta es una nueva disposición de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Coronavirus, que inicio desde este lunes.

Según Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom), las autoridades pusieron anoche en su conocimiento esta nueva medida obligatoria, confirmo Luis José López director de comunicación de la entidad.

“Un cuerpo médico estatal especializado está aplicando una prueba rápida a todos los pasajeros que llegan a la República Dominicana”, explicó López.

En el caso del Aeropuerto Internacional de Las Américas (Aila), el de mayor tráfico aéreo del país, diez equipos procesan las muestras, cuyos resultados envían en tiempo real al Ministerio de Salud Pública, apuntó el responsable de comunicación.

En caso de que alguna de las pruebas tenga resultado positivo, se procede a aislar a ese pasajero para hacerle una segunda prueba así como una entrevista de salud para determinar si es necesario ponerlo en cuarentena, indicó.

Según señaló López, el protocolo “está resultando tedioso”, ya que supone un tiempo aproximado de diez minutos por pasajero y se han formado largas filas de espera para pasar el trámite que se exige desde hoy, jornada en la que hay programada la llegada de 30 vuelos, la mayor parte procedentes de Estados Unidos.

Aerodom, encargada de la gestión de varios aeropuertos dominicanos, ha solicitado a las autoridades que este procedimiento sea solo una experiencia piloto para evaluar una posible aplicación a largo plazo, puesto que su aplicación ha generado esperas de varias horas para algunos pasajeros.

Debido a la premura de la disposición, Aerodom no informó hasta la tarde de este lunes sobre este requisito para entrar en el país, anuncio que hizo a través de las redes sociales, donde solicitó la colaboración de los usuarios «respetando el distanciamiento» entre personas.

Asimismo, se solicita a los pasajeros “su paciencia ante el tiempo adicional que involucrará este nuevo requerimiento”, aunque en líneas generales los viajeros no han puesto inconvenientes, según señaló López.

Debido a la situación, el país aprobó un nuevo estado de emergencia por 45 días que se aplica desde el 20 de julio y, un día después, el Poder Ejecutivo decretó el toque de queda por 20 días, con el objetivo de evitar las aglomeraciones de personas.

El país ya estuvo en estado de emergencia entre el 19 de marzo y el 30 de junio, cuando se declaró epidémico el territorio nacional, y un día después reabrió el turismo, su principal fuente de ingresos, sector que seguirá operando a pesar de la nueva disposición

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.